24 de diciembre de 2012

¿A QUÉ JUEGAS? NO REGALES JUGUETES SEXISTAS

¿A QUÉ JUEGAS? NO REGALES JUGUETES SEXISTAS 

FEDERACIÓN MUJERES JÓVENES Y MUJOMUR DENUNCIAN EL MARCADO CARÁCTER SEXISTA Y DISCRIMINATORIO DEL MUNDO DE LOS JUGUETES 

Desde Federación Mujeres Jóvenes y Asociación Mujeres Jóvenes de la Región de Murcia queremos denunciar el tratamiento sexista y discriminatorio que se da a los juegos y juguetes en los anuncios publicitarios, escaparates de jugueterías, y catálogos en la campaña navideña. Los cuales refuerzan los estereotipos de género más convencionales y clasifican los juguetes por cuestión de género, condicionando desde el primer momento la percepción que los niños y las niñas tienen sobre qué juegos son los correctos según su sexo, limitando su libertad para elegir, obligándoles a jugar con lo que la sociedad considera es lo adecuado, sin prestar atención a qué valores, actitudes y capacidades se están transmitiendo. 

Las grandes superficies tienden a dividir su catálogo en dos colores, rosa para las niñas y azul para los niños separando los juguetes disponibles en estas dos categorías.
En el “lado rosa”, las niñas solo quieren ser princesas y mamás, se incluyen muñecas, cocinitas y toda una gama de accesorios que encasillan a las niñas en actitudes pasivas, en los valores y rasgos estereotipados que se asignan a la mujer perpetuándolas en su papel de amas de casa y madre.
En el “lado azul”, los niños prefieren ser guerreros y los juguetes de acción, se colocan las bicicletas, los coches y los balones, como indicativo de que los hombres han de ser fuertes y atléticos, condicionando así la visión que los niños tendrán de la sociedad.

El juego en la infancia constituye unos de los espacios más importantes de aprendizaje, es imprescindible para el desarrollo psicoemocional, psicomotriz y cognitivo; se aprende a entender el mundo, a relacionarse y a descubrir las posibilidades y capacidades que tenemos.
Para que el juego sea saludable éste debe ser libre, fomentar la creatividad, la imaginación y la libertad para jugar. Debe proporcionar un espacio seguro, sin recriminaciones ni coacciones y debe fomentar el desarrollo de valores cooperativos, no violentos e igualitarios.
Desde FMJ, recordamos que imponer un uso sexista de los juegos y juguetes es limitar las capacidades y el desarrollo de las niñas y los niños, es imponerles una manera de ver el mundo y de relacionarse con él desde las limitaciones.

Los juegos y los juguetes no son sexistas por sí solos, es el uso que hacemos de ellos y la imposición que transmitimos a las niñas y los niños sobre a qué deben jugar, los juguetes que ponemos a su alcance y los que les prohibimos. Es tarea de toda la sociedad superar estos complejos sexistas y educar a las niñas y los niños en IGUALDAD, dejando que cada cual juegue a lo que más le guste, sin importar si ese juguete ha sido tradicionalmente asignado a un género u a otro. Respetemos que cada niño y cada niña jueguen con lo que deseen y cómo deseen, que compartan libremente sus juegos con otros y otras y que aprendan que el mundo y las opciones de futuro son iguales para los niños y para las niñas. En una sociedad en la que las mujeres trabajan, los hombres cuidan a sus bebes, todas y todos podemos ser azafatos, doctoras, ingenieras, arquitectos, bailarines, pintoras…

¿POR QUÉ SEGUIMOS JUGANDO A QUE SOMOS DE MUNDOS DIFERENTES, A QUE NO PODEMOS COMPARTIR, A QUE HAY COSAS DE NIÑAS Y COSAS DE NIÑOS?
¿POR QUÉ NO NOS ATREVEMOS A EMPEZAR A CUESTIONAR ESTOS ROLES REGALANDO Y FOMENTANDO UN USO COMPARTIDO Y NO SEXISTA DE LOS JUGUETES ENTRE NIÑOS Y NIÑAS?

No hay comentarios: