15 de noviembre de 2011

TRABAJADORAS DEL 112 DENUNCIAN QUE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA NO LES PAGA

Las cuatro trabajadoras sociales que se ocupan de atender a través del teléfono 112 a víctimas de violencia de género dejarán de ejercer esta labor a finales de mes si la Comunidad Autónoma sigue sin abonar los noventa mil euros del convenio firmado con el colegio oficial de diplomados en trabajo social y asistentes sociales de la Región, ha explicado la vocal de esta entidad Pilar Provencio.

Este Colegio presta, a través de una subvención nominativa de la dirección general de Prevención de la Violencia de Género, Juventud, Protección Jurídica y Reforma de Menores el servicio de atención personalizada para mujeres víctimas de violencia a través del teléfono de emergencias 112.

Esta deuda tiene su origen en el retraso del pago del Gobierno Regional, no sólo de la subvención nominativa correspondiente al ejercicio del año 2011, por la que actualmente el Colegio Profesional tendría que haber recibido un mínimo de 50.000 euros, así como en el impago del 25% de la subvención nominativa que la CARM dispuso al Colegio Profesional para el mismo fin en el ejercicio 2009, que supone otros 22.500 euros de deuda.

El Colegio Profesional ha afrontado el coste de la ejecución del Servicio a través de los fondos propios, provenientes de las cuotas anuales de los Trabajadores sociales lo que ha originado "una situación insostenible que no permite hacer frente a los gastos derivados de la propia gestión del Colegio Profesional".

La Junta Directiva del Colegio Profesional, convocó una Asamblea Extraordinaria a principios de octubre en la que se tomó la decisión unánime de notificar de forma expresa a la Dirección General de prevención de Violencia de Género, Juventud, Protección Jurídica y Reforma de Menores, la suspensión del servicio a 31 de Octubre del 2011, si no se realiza un ingreso de 50 mil euros que corresponderían a los dos primeros pagos de la subvención comprometida.

El dispositivo de atención urgente para mujeres maltratadas se inició a través del 061 en 1998, fecha en que entró en vigor el I Plan de Acción contra la Violencia Familiar y especialmente la ejercida hacia las Mujeres de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Posteriormente en el año 2002, el servicio pasó a prestarse a través del dispositivo de emergencias 112. El Colegio Profesional ha gestionado la prestación de este servicio desde la creación del mismo en el año 1998, en colaboración con los distintos organismos autonómicos responsables.

El Servicio se presta directamente a través de cuatro Trabajadoras Sociales, especializadas en violencia de género, quienes ejercen funciones de contención, orientación, información así como de derivación a recursos especializados, al turno de oficio de víctimas y las gestiones necesarias para el ingreso al Centro de Emergencia de la Región, de aquellas mujeres que se encuentran en situación de alto riesgo.

Fuente: Vega Media Press

Noticias relacionadas: "Los impagos oblican a Trabajo Social a no atender a las víctimas de violencia de género"


No hay comentarios: