8 de julio de 2010

Uno de cada tres adolescentes, en riesgo de ser maltratador

Uno de cada tres adolescentes (32,1%) corre el riesgo de convertirse en maltratador. Esta es una de las principales conclusiones del estudio Igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia y juventud -de la Universidad Complutense y el Ministerio de Igualdad-, en el que han participado 11.020 chicos de 17 años de media, y cuyos resultados preliminares se han hecho públicos hoy en Madrid.

Otro dato inquietante es que el 4,9% de las adolescentes ya ha sido víctima de algún tipo de violencia física o psicológica por parte del sexo opuesto. Un 18,9% (una de cada cinco), además, podría ser maltratada en el futuro "porque justifica el sexismo, y la agresión como forma de enfrentarse a conflictos", según el informe. Todavía son muchos (y peor, muchas) los que no reconocen determinadas actitudes como maltrato -decirle que no vale nada, insultarla, hacerle sentir miedo o controlar sus relaciones y sus actividades-, y por tanto, no activan sus alarmas ni buscan protección en su entorno.

Miguel Lorente, delegado del Gobierno para la Violencia de Género, que ha presentado el informe esta mañana, ha admitido que están "preocupados con que la violencia esté presente entre los jóvenes y que haya chicos que se crean más hombres por tener este tipo de conducta". Para la directora del estudio y de la Unidad de Psicología Preventiva de la Complutense, María José Díaz-Aguado, "hay que ser intolerante con las primeras formas de maltrato".

La prevención en la escuela funciona

Díaz-Aguado es positiva y cree que, aunque nadie puede tener una protección absoluta, hay factores que disminuyen el riesgo de las adolescentes de sufrir el problema, o si lo viven, les permiten salir de él más rápidamente. Para conseguir esa seguridad son fundamentales los amigos, la familia (las madres en particular), los medios de comunicación y la escuela, y evitar perpetuar la mentalidad machista que justifica la violencia de género y la estructura patriarcal en la que se sustenta.

La correlación entre la educación para la prevención del maltrato en la escuela, y la reducción del riesgo de ejercerlo o padecerlo es uno de los grandes hallazgos del estudio, según su directora, que considera que "pocas veces descubrimos vacunas tan al alcance de la mano para solucionar un problema tan complejo". Entre los chicos y chicas que la investigación considera más protegidos de la violencia de género predominan los chavales que han tratado el tema en clase. El 40,9% los estudiantes de secundaria encuestados recuerda haber trabajado el tema en su centro educativo.

El estudio va a continuar el próximo curso analizando los mismos indicadores en los estudiantes universitarios. Son los primeros que el Ministerio de Igualdad realiza con jóvenes, de los que hasta ahora se ocupaba el Instituto de la Juventud.

EL PAIS.-

No hay comentarios: